Las claves de hacer SEO en YouTube
13 junio, 2017
La importancia de la presencia online para las Pymes
28 junio, 2017
Show all

Como utilizar las redes sociales como un experto para tu PYME

Las redes sociales tuvieron un momento de gloria hace unos años como el escenario en el que las empresas podían llegar a los consumidores de forma rápida, efectiva y sin ser ningún experto en social media. Los consumidores estaban ahí, las marcas y las empresas también podían estarlo y, lo más importante, todo el mundo jugaba con más o menos las mismas condiciones de partida. Uno podía ser una pequeña compañía de un lugar periférico y convertirse en una estrella de las redes sociales.

Las cosas han cambiado en los últimos tiempos. Por un lado, las redes sociales se han hecho cada vez más y más difícil el triunfar de forma orgánica. Los contenidos tienen más complicado llegar a los consumidores y el pasar de 0 a 100 fans en dos días se ha convertido en algo muy complicado. Hay que dedicarle muchísimo trabajo y hay que hacer una inversión en publicidad y en un equipo o agencia de profesionales que sepa lo que parece desde fuera. Las grandes marcas con sus grandes presupuestos son las que tienen la sartén por el mango.
Pero ¿es eso cierto? La verdad es que las redes sociales son todavía una interesante opción para las pymes, que pueden llegar a sus consumidores a través de ellas si tienen una buena estrategia de partida. Tienen que ser capaces de hacer bien las cosas y tienen que comprender como funcionan las redes sociales. De hecho, no verlo puede convertirse en una oportunidad perdida y las cifras de pymes que sigen sin usar las redes sociales son, en realidad, un problema. No están viendo la oportunidad que tienen delante.

¿Cómo lanzarse a por las redes sociales y sobre todo como conseguir conectar con los usuarios a pesar de no tener las mismas armas que las grandes compañías? La clave está en ser capaces de comprender como funciona el entorno y lo que se debe hacer.

Vete un paso más allá de tu marca

Una de las lecciones básicas de redes sociales y de cómo usarlas como un experto para beneficio de la empresa es la de que no se deben emplear únicamente para hablar de uno mismo. En este mismo sentido, también hay que tener en cuenta otro elemento. La marca no debe quedarse constreñida por lo que es y por su identidad y tiene que ir un paso más allá. Tiene que convertirse en una experta, en un elemento dominante en un terreno o mercado. Red Bull, por ejemplo, en sus redes sociales no habla solo de sus bebidas sino también de deportes extremos. ¿Por qué? Es un terreno más al que se puede ligar la marca y puede hacerlo además desde los valores que ella misma quiere destacar como propios, los de las aventuras y las capacidades sorprendentes.

Esto puede haerlo cualquier marca y cualquier empresa, sea cuál sea su tamaño. Siemplemente tiene que pensar en sus productos y sus servicios, en sus valores y en las cosas que se pueden asociar a ellos.

Abraza los canales nativos de tu segmento

No solo hay que conocer a la audiencia para establecer qué temas le interesan y dónde se puede destacar, sino que además también hay que hacerlo desde el punto de vista de comprender dónde se mueve. ¿En qué canales funcionarán mejor los tipos de contenidos que compartes? Y, sobre todo, ¿cómo hay que cambiar lo que se está haciendo para adecuarlo mejor a lo que se espera en cada canal? Los grandes nombres tienen una estrategia diferente en cada uno de los canales en los que operan y funcionan de un modo diferente en cada uno de ellos. Lo que consigue buenas cuotas de engagement en Twitter no tiene que ser lo musmo que funciona en LinkedIn o en Facebook.

Cómprate una cámara buena

Puede parecer un consejo extraño, pero lo cierto es que los analistas tienen bastante razón con ello. ¿Qué es lo que está funcionando ahora mismo? La clave está en lo visual y en el trabajar con imágenes. De hecho, redes sociales de moda como Instagram ya funcionan básicamente partiendo de las fotos. Pero para triunfar con imágenes no vale cualquier foto y no vale cualquier contenido. Hay que hacerlo bien y hay que hacerlo con contenidos que resulten atractivos y llamen la atención. Tienen que entrar por los ojos. Y para eso se necesita un cierto conocimiento de lo que se está haciendo y equipo para ello.

Trabaja tu comunidad

No hay qye estar lanzando contenidos al mundo: hay que conseguir que estos funcionen y que conecten con las audiencias. Esto es muy importante, porque en el nuevo estado de las cosas en redes sociales se valora especialmente el engagement. Su algoritmo premia las respuestas y que los seguidores muestren un interés genuino por lo que están mostrando las marcas y empresas en sus perfiles.

Si a esto se suma que lo que hacen los amigos y familiares tendrá una posición destacada en el feed, se puede comprender aún mejor por qué es importante conectar con ellos mejor. ¿Cçomo se logra? Básicamente hay que crear una comunidad. Hay que comprender qué quieren los usuario y qué se les puede dar (puede que los vídeos de gatitos triunfen, cierto, pero no por ello todas las marcas pueden publicarlos) y aportar por ello.

Búscate un socio

Llegar a las audiencias es muy complicado, sobre todo cuando la propia voz no es aún muy fuerte. Por ello, es importante trabajar no solo desde el propio altavoz sino también contar con el apoyo de otros. La mejor manera de amplificar el alcance del mensaje puede ser, por ejemplo, la de buscarse un buen socio. Los acuerdos de colaboración o el echar mano de los influencers pueden hacer que lo que se está diciendo llegue más lejos y que, por tanto, se llegue (y se capte) a nuevos usuarios.

Sé humano

Esto es, comprender qué preocupa a tu audiencia e implícate en sus causas. Intentar crear mensajes cercanos y próximos y demostrar que no se es una simple máquina corporativa.

Pero ¡cuidado! Este punto suele llevar a las pequeñas empresas y a sus gestores a desviarse por un camino que no es el adecuado. Que una marca tenga que parecer cercana y personal no implica que tenga que ser una persona en redes sociales. Esto es, no se debe olvidar nunca que uno sigue siendo una empresa y tiene que mostrarse personal. Por ello, a este punto habría que añadir que no se debe confundir la cuenta corporativa con la cuenta personal.

Experimenta

Si, tener una estrategia es muy importante. Hay que pensar qué se quiere hacer y por qué, pero no por ello hay que limitarse todo el tiempo al cuadernillo. También se pueden probar cosas nuevas y también se puede intentar ser creativo.

 

Fuente: Puro MarketingNewswhip

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *